9 de diciembre de 2022

España se une a una coalición mundial para no vender vehículos contaminantes en la próxima década

– Acelerating to Zero está formada por más de 200 países, fabricantes y otras organizaciones

MADRID/SHARM EL SHEIJ (EGIPTO), 16 (SERVIMEDIA)

España se sumó este miércoles a la Coalición Accelerating to Zero (A2Z), una alianza de más de 200 países, fabricantes y otras organizaciones que se comprometen a no vender coches y furgonetas con emisiones de CO2 globalmente en 2040 y a más tardar en 2035 en los principales mercados.

Esa Coalición se lanzó en plena Cumbre del Clima de Sharm el Sheij (Egipto), conocida como COP27, y se produce tras la Declaración de Glasgow suscrita el año pasado en la COP26 relativa a acelerar la transición total a automóviles y furgonetas de cero emisiones.

Dado que el transporte representa un 20% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, cambiar el sector es crucial para cumplir con los objetivos establecidos por el Acuerdo de París de limitar el calentamiento global a menos de dos grados con respecto a los niveles preindustriales y hacer esfuerzos para que se quede por debajo de 1,5 grados.

Los socios de la Coalición A2Z trabajarán para acelerar la transición hacia vehículos pesados y medianos con cero emisiones.

La alianza se basa en la Declaración de Vehículos de Emisión Cero generada en la COP26 e impulsada por la Presidencia británica de la Cumbre del Clima del año pasado en colaboración con los Campeones Climáticos de Alto Nivel de la ONU, el Consejo Internacional de Transporte Limpio, el Grupo Climático y la Campaña Drive Electric.

Lanzada originalmente en la COP26, reúne en la Cumbre del Clima de Sharm el Sheij a más de 200 firmantes entre gobiernos nacionales y regionales, fabricantes de vehículos, ONG, empresas, propietarios de flotas y otros actores, comprometidos con que todas las ventas de automóviles y furgonetas de nueva matriculación sean de cero emisiones para 2035 en los mercados líderes y para 2040 en todo el mundo.

RECARGA Y FISCALIDAD VERDE

Desde la COP26 ha habido un crecimiento global del 95% en el mercado de vehículos eléctricos, pero los expertos en clima señalan que las ventas de vehículos eléctricos deberán acelerarse cinco veces más rápido en los vehículos de pasajeros, 10 veces en los autobuses eléctricos y aún más rápidamente para el transporte de mercancías.

«Celebramos que España haya decidido unirse a la Coalición. El compromiso del país con vender únicamente coches y furgonetas eléctricos a partir de 2035 parece claro. Pero no basta con esperar hasta esta fecha con los brazos cruzados. Debemos reducir tanto nuestras emisiones como nuestra dependencia de los combustibles fósiles cuanto antes y para eso se deben dar pasos mucho más grandes hacia la movilidad eléctrica», indicó Carlos Rico, responsable de electrificación de coches de Transport & Environment en España.

Rico añadió que «la falta de infraestructura de recarga y la ausencia de una fiscalidad verde siguen siendo los dos grandes obstáculos que impiden que el vehículo eléctrico sea asequible y funcional para la mayoría de la población, por lo que es urgente que el Gobierno actúe y ponga fin a las barreras a la electromovilidad».

Por su parte, Carlos Bravo, responsable de transporte de mercancías por carretera de Transport & Environment en España, señaló que los camiones y autobuses son solo un 2% del total de los vehículos que circulan por las vías españolas, pero en 2020 fueron responsables de un 28% de las emisiones de CO2 del transporte por carretera en España.

«La descarbonización del transporte de mercancías solo se logrará si se prohíbe la venta de nuevos camiones de combustión como muy tarde en 2035. Al igual que la UE ha decidido para los coches y furgonetas, definir para los camiones un objetivo de una reducción del 100% de las emisiones de CO2 en 2035 ayudaría a Europa y a España a sacar los últimos vehículos diésel de la carretera a tiempo para evitar la catástrofe climática», apostilló.