4 de febrero de 2023

La DGT prevé gastar 2,5 millones en los primeros 3.595 chalecos airbag para la Guardia Civil

– España superará los 9.000 guardias civiles en 2023 ocho años después

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

La Dirección General de Tráfico (DGT) proyecta invertir algo más de 2,5 millones de euros en adquirir los primeros 3.595 chalecos airbag para agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC).

El director general de Tráfico, Pere Navarro, anunció el pasado octubre en el Congreso de los Diputados que en 2023 «debería ser una realidad» que los motoristas de la guardia civil de tráfico cuenten con airbag en sus vehículos de dos ruedas. «Si queremos promover el airbag en los motoristas, lo primero que tenemos que hacer es dar ejemplo y que sean los policías de tráfico los que nos digan cómo les va», añadió.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este martes el anuncio de licitación del suministro de chalecos airbag de activación electrónica para el personal de la ATGC, que este año superará los 9.000 agentes después de estar por debajo de esa barrera desde 2015.

Así, la plantilla del año pasado estuvo formada por 8.954 agentes y la de 2023 subirá a 9.068. La última vez que había más de 9.000 guardias civiles de tráfico fue en 2015, con 9.082 efectivos, según datos del Gobierno a los que tuvo acceso Servimedia. Por tanto, ocho años después se superarán los 9.000.

Uno de los pliegos del contrato de los nuevos chalecos airbag indica que la DGT espera gastar 2.501.221,25 euros en comprar 3.595 unidades mínimas, lo que supone 695,75 euros por unidad.

Cada una de ellas debe contar con chaleco con dispositivo airbag de activación electrónica de uso externo, bolsa de transporte y manual de instrucciones de uso, mantenimiento y limpieza. La fecha prevista de inicio del procedimiento es el próximo 1 de julio y el plazo de ejecución podría alargarse durante ocho meses, por lo que presumiblemente el proceso se completará en 2024.

«MUCHO TRABAJO POR DELANTE»

Desde que en 1959 la Guardia Civil asumiera las competencias de vigilancia del tráfico en España, el equipamiento de sus motoristas ha evolucionado con el tiempo.

Sin embargo, la DGT indica que «queda mucho trabajo por delante» porque siguen produciéndose siniestros de tráfico con motoristas de la Guardia Civil, en algunos resultados con resultado de muerte.

«Incorporar e implementar nuevas medidas de seguridad para mejorar la seguridad de los motoristas de la ATGC se hace esencial y, efectivamente, entre las diferentes medidas o elementos llamados por todos los actores en la seguridad vial para combatir la mortalidad está el uso de un sistema airbag para protección del motorista», recalca.

La DGT destaca que la carrocería amortigua los daños a los pasajeros en un siniestro en coche, pero el cuerpo del piloto es el que se lleva el impacto cuando viaja en moto, por lo que un airbag para motoristas es «un elemento de seguridad indispensable para los agentes de la ATGC».

Según el Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la DGT, el porcentaje de lesiones de columna en siniestros en moto es menor en quienes usan chaqueta con airbag (14%) frente a los que solo llevan ropa protectora normal (27%), casos estos últimos en los que se triplican las probabilidades de sufrir lesiones medulares graves.

Otros cuerpos policiales nacionales o extranjeros disponen de dispositivos de protección personal formados por un sistema airbag. La DGT hizo una consulta preliminar en febrero de 2021 para probar los distintos sistemas airbag del mercado, la cual concluyó con un resultado positivo.