9 de diciembre de 2022

Automóviles autónomos. ¿Este es el final de la conducción?

La industria automotriz, junto con un par de proyectos analistas, colocaron la conducción autónoma en el eje del escenario en todas las audiencias del Salón del Automóvil de Detroit la semana pasada. Los medios de comunicación opinaban un estado de recriminación, contra la totalidad de los hacks requiriendo por los nuevos automóviles autodirigidos.

El primer vehículo creado sin conductor por la Industria de Tecnología Navia está en venta, y los coches que hoy en día están a prueba son los Mercedes Benz, Lexus y otras marcas reconocidas. Estos autos se han conducido en la vía pública pero están bajo vigilancia para garantizar y resguardar la seguridad de las personas que los usan.

BMW ha mostrado un vehículo que logra dirigirse a través de las esquinas de manera fluida y sin un chofer, mientras que la empresa Volvo ha informado planes para el primer ensayo a una escala más grande en el mundo de automóviles sin conductor.

Diversas naciones están encuadrando el régimen para permitir la exploración adicional de tales automóviles en las carreteras, está claro que la gran parte del hardware de esos autos es moderno y muy rapado garantizando una conducción del auto segura en cualquier lugar, este es un coche costoso y muy pocas personas en el mundo lo podrán disfrutar. La desventaja de este coche es que no puede ser dirigido en zonas rurales donde no cuentan con un mapa digital. Así que si piensas viajar a pueblos o lugares desconocidos en el mundo no cuentes con tu chofer personal.

El director de la marca Mercedes-Benz Dieter Zetsche, se le ocurrió abreviar el debate durante la entrevista de Detroit. Ya que no le parecía conveniente decir otras desventajas de este tipo de auto. Aunque el auto que te llevará a casa, al trabajo y otros lugares luego de un largo camino hay razones obvias para ser reprogramado y eso no lo que realmente queremos.

Explicó una sucesión de cuestiones respectivas a la privacidad de los datos de esos autos, incluyendo el peligro que los piratas informáticos puedan tomar el control de tu vehículo y ser hurtado de manera fácil y sin dejar rastros.