27 de febrero de 2024

CCOO acude al Defensor del Pueblo por el «colapso» en las oficinas de Tráfico

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

La sección sindical de FSC-CCOO del Ministerio del Interior ha presentado una queja ante el Defensor del Pueblo ante el «colapso» en la atención al público de algunas oficinas de la Dirección General de Tráfico (DGT) debido a una «grave pérdida de personal».

Según este sindicato, esta merma de plantilla afecta «de manera directa» a la ciudadanía. «Matriculaciones, transferencias o cambios de titularidad, altas, bajas, rehabilitaciones o notificaciones de venta son algunos de los trámites que se realizan en relación a los vehículos que necesitan su documentación en regla para poder circular», recalcó Fernando García Castro, secretario general de FSC-CCOO en el Ministerio del Interior.

Según datos del propio organismo, la progresiva pérdida de empleados públicos en el ámbito de la DGT ha aumentado en la última década y las oficinas de atención al público de las Jefaturas de Tráfico en un 40% de las provincias tienen que hacer frente diariamente a la demanda ciudadana con más del 50% de los puestos de su plantilla sin ocupar.

Esta situación «se agrava» en Madrid, Soria, Navarra, Alcorcón, Ceuta, Guipúzcoa, Lugo, Toledo o Girona en las que se sitúa por encima del 70%, y llega a superar el 80% en Ibiza o los servicios centrales de Madrid, según CCOO.

La falta de personal en puestos de atención directa al público supone que casi el 70% de personas que trata de obtener cita previa no lo consiga, cifra que aumenta hasta el 75% en algunas provincias y que asciende al 91% cuando se trata del trámite de canje de licencia, según datos de Interior recogidos por CCOO, que apunta que actualmente hay una demora de entre 25 y 35 días de media para ser atendido en trámites de matriculación y transferencia de vehículos.

Quizás también te interese:  Classic Auto abrirá sus puertas el día 24 de febrero en Madrid

«Se trata de gestiones imprescindibles para la ciudadanía, entre las que se encuentran muchas que están estrechamente ligadas al sector de la automoción, que representa alrededor de un 10% de la totalidad del PIB, y en cuyo engranaje para su correcto funcionamiento se encuentran trámites que se realizan desde las oficinas de la DGT», afirmó García.