7 de octubre de 2022

Más controles de velocidad y alcohol por el Gran Premio de Aragón de Motociclismo

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

La Dirección General de Tráfico (DGT), en colaboración con los ayuntamientos de la zona, pondrá en marcha entre este viernes y el domingo un dispositivo especial de vigilancia y asistencia a los miles de motoristas que desde toda España y otros países europeos se trasladarán al Circuito de MotorLand en Alcañiz (Teruel) con motivo del Gran Premio de Aragón de Motociclismo, y con el que habrá más controles de velocidad y alcohol en el entorno de ese recinto.

Las medidas especiales de vigilancia se activan este viernes, en previsión de los desplazamientos para asistir a los entrenamientos previos, y continuarán durante todo el fin de semana para finalizar el domingo por la noche con el fin de cubrir el retorno de los miles de asistentes que se espera que acudan a presenciar el Gran Premio, según informó la DGT.

Con el objetivo de que el viaje para las miles de personas que durante este fin de semana acudan a Alcañiz sea más seguro y fluido, puesto que los motoristas tienen un riesgo de lesión entre 20 y 40 veces superior al de a un usuario de automóvil, la DGT ha elaborado un Plan de Tráfico y Seguridad para prestar seguridad en todas las carreteras de acceso al circuito y una razonable movilidad.

Para ello, la DGT cuenta con la presencia de agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en los principales ejes viarios del país y de la zona de influencia del circuito, y patrullas especiales de vigilancia con helicópteros y drones que realizarán vuelos en el entorno del circuito y que sobrevolarán también las principales vías del país.

CONTROL EN TIERRA Y AIRE

Como refuerzo del operativo, los agentes harán una vigilancia específica sobre conductas arriesgadas, conducción peligrosa y controles de velocidad, alcoholemia y de documentación obligatoria.

Para el control de la velocidad, además de los radares fijos instalados en las carreteras, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil establecerán puntos de verificación de la velocidad con vehículos equipados con radar en tramos de carretera de las inmediaciones del circuito donde en años anteriores se detectaron conductas de riesgo y utilizarán vehículos camuflados para la detección de infracciones en movimiento.

A los controles en tierra se sumará la vigilancia desde el aire con el radar Pegasus, que sobrevolará las distintas carreteras que llevan al circuito y que podrá también vigilar, entre otras funciones, la velocidad a la que circulan los vehículos. Su característica más destacable es la posibilidad de captar, mediante láser, la velocidad de los vehículos desde una altura de 300 metros y a un kilómetro de distancia. Además, se trabajará con drones en el circuito y su zona de influencia.

También se establecerán diferentes puntos donde se realizarán controles de alcoholemia y drogas para disuadir de la conducción bajo los efectos del alcohol y sustancias prohibidas.

El Plan de Tráfico y Seguridad prevé la separación de los flujos de circulación de coches y de motocicletas, y prevé flexibilidad para tomar decisiones sobre accesos o salidas en el momento en que se produzcan retenciones significativas.

Con carácter general, se utilizarán las mismas vías de acceso para salida del circuito. Los conductores deberán seguir la señalización establecida y, en todo caso, obedecer las indicaciones de los agentes que regulen la circulación.