9 de diciembre de 2022

¿Por qué apostar por los vehículos de segunda mano o seminuevos?

La venta de vehículos de segunda mano este 2022 sigue la estela que ya empezara a marcar el año anterior, donde se superaron los 2 millones de coches vendidos, creciendo más de un 10% con respecto al año anterior.

La proporción que se manejaba hablaba de la venta de 2.6 vehículos usados por cada vehículo nuevo que se habría cerrado.

¿Cómo se ha llegado a esta nueva tendencia?

En realidad, tiene dos motivos. El primero de ellos tiene que ver con la demora con la que hoy se entregan los vehículos nuevos en concesionarios, que se ha visto aún más retrasado debido a la falta de chips que ralentizó las cadenas de montaje en las fábricas de las primeras marcas. Esta ruptura de la cadena de suministro ha lastrado bastante un sector que, además, se aqueja también de la inflación y por tanto de un menor presupuesto entre los usuarios que buscan comprar una unidad.

“La segunda mano se ha consolidado gracias, también, a la credibilidad que ofrecemos desde los concesionarios. Atrás quedaron solo los vehículos que ponían un cartel y donde había que fiarse de los vendedores, que los hay muy honrados todo sea dicho. Las garantías que ofrecemos los profesionales sobre las unidades que ponemos en venta está haciendo que se confíe en este producto y se vuelva a dar una oportunidad en la carretera a vehículos que, con menos de 8 años en la mayoría de los casos, siguen en perfectas condiciones” explican desde uno de los concesionarios de coches de segunda mano en Móstoles.

¿Por qué elegir un vehículo de segunda mano?

Aunque cada comprador tendrá un motivo, hay cinco que son claves para esta elección.

  1. Precio: el importe que costaría un vehículo de segunda mano reduce considerablemente la factura frente a uno recién salido de un concesionario oficial. Conseguir un modelo a un precio que puede rondar el 40% menos que estrenándose está haciendo que muchos usuarios puedan permitirse el coche de sus sueños.
  2. Entrega: un vehículo de segunda mano no requiere de tiempo de espera más allá que el firmar los papeles y hacerle el seguro. Por el contrario, la demora de meses hoy en día en los concesionarios está lastrando las ventas.
  3. Garantías: hoy en día los concesionarios ofrecen una serie de garantías para que, quien compra un seminuevo, pueda sacarlo con toda la tranquilidad de saber que el mantenimiento ha sido el adecuado y que, aún así, cuentan con un plazo en caso de avería grave.
  4. Disponibilidad de piezas: aún así, este tipo de vehículos cuenta con mayor disponibilidad de piezas de recambio tanto en las casas oficiales como en los desguaces, lo que evita otra vez una demora en el tiempo a la hora de repararlos.
  5. Menor depreciación: al haber pagado menos por el modelo, también repercutirá si se quiere volver a vender ya que su depreciación será bastante más recortada.