30 de mayo de 2024

El radar de tramo más largo de Madrid comienza a funcionar

MADRID, 15 (SERVIMEDIA)

El Ayuntamiento de Madrid pondrá en funcionamiento este viernes los rádares de tramo en ambas direcciones de la calle Sinesio Delgado, que limitarán la velocidad a 50 kilómetros por hora, aunque no empezarán a multar hasta el 14 de enero.

La de Sinesio Delgado es la tercera ubicación en la que se implantan radares de tramo en la ciudad y será el más largo y el único que contará con controles de velocidad intermedios para captar los vehículos que entran por las vías de acceso. La velocidad máxima a la que se podrá circular estará limitada a 50 kilómetros por hora.

El Ayuntamiento de Madrid ha establecido un período de aviso de cuatro meses para garantizar que la información de la existencia de este nuevo control llega al mayor número de ciudadanos y potenciar así la labor de concienciación para mejorar la seguridad vial de la zona. Desde este viernes, 15 de septiembre, hasta el 14 de enero del próximo año, todos los titulares de vehículos que rebasen la velocidad máxima permitida serán informados mediante carta de la infracción cometida sin que acarree el pago de multa.

Las sanciones por rebasar los límites de velocidad, según recoge la Ley de Seguridad Vial, están tipificadas como graves o muy graves con cuantías que van desde los 100 hasta los 600 euros y la pérdida aparejada de 2 y hasta 6 puntos en el carné de conducir.

EL MÁS LARGO DE MADRID

El radar de tramo de Sinesio Delgado en sentido Ciudad Universitaria abarca un total de 1.783 metros. La cámara de inicio está ubicada a pocos metros de la glorieta Piedrafita de Cebrero, a la altura de la zona deportiva de Ganapanes. El final del tramo está localizado poco antes de la intersección con la avenida de Miraflores. El punto de control intermedio se ubica a la altura de la intersección con la calle Valdeverdeja.

Quizás también te interese:  Fallas en el Sistema de Monitoreo de Ángulo Muerto: Problemas de Detección

En sentido Castellana, el inicio del radar de tramo, que se extiende en 1.800 metros, se encuentra poco después de la intersección de Sinesio Delgado con la avenida de Miraflores; el final se sitúa antes de llegar a la glorieta de Piedrafita de Cebrero. El punto de control intermedio se ha instalado en la intersección de Sinesio Delgado con la calle Doroteo Benache.

La adquisición y puesta en marcha de los seis radares de tramo de Sinesio Delgado ha supuesto un gasto de 95.000 euros, de los que 80.000 han sido financiados por la Unión Europea con los fondos Next Generation EU.