18 de abril de 2024

El superávit comercial de automoción cayó un 27% en 2022

– Alemania supera a Francia como primer destino de las ventas españolas

MADRID, 07 (SERVIMEDIA)

El sector español de automoción cerró 2022 con un superávit de 9.497 millones de euros, lo que supone un descenso del 27,6% respecto a 2021, según informó este martes la patronal de fabricantes Anfac.

El valor de la exportación del conjunto del sector (vehículos y componentes) aumentó el año pasado un 4,3% y alcanzó hasta los 46.018 millones de euros, mientras que el valor de la importación subió un 17,9% y llegó a 36.521 millones.

Durante 2022, la actividad comercial de vehículos acumuló un saldo positivo en la balanza comercial de 16.457 millones de euros, y se mantuvo como el mayor aportador positivo de la actividad comercial nacional, aunque recortó su contribución a la balanza comercial en un 13,3% con respecto al año anterior.

Este descenso se produce como consecuencia del considerable aumento registrado en las importaciones de vehículos (18.706 millones, un 22,8% más), al tiempo que las exportaciones sólo han experimentado un crecimiento moderado (35.165 millones, +2,8 %).

DESTINOS DE EXPORTACIÓN

El mercado europeo continúa siendo el principal destino de las exportaciones de los vehículos fabricados en España. Durante el pasado ejercicio, Alemania alcanza la primera posición, en relevo de Francia, siendo el país que logra un mayor crecimiento, con un aumento del 30% durante 2022, generando un valor de 7.992 millones de euros. Completando el top 3 le sigue Francia, que disminuye un 14,5% con 6.526 millones de euros, y Reino Unido que presenta un aumento del 1,8% con 3.847 millones.

En cuanto a las importaciones de vehículos durante el último año, Alemania, Francia y República Checa son los principales proveedores de vehículos al mercado nacional con un valor de 4.090, 1.889 y 1.464 millones de euros, respectivamente. Destaca la evolución de las importaciones procedentes de China, cuyo valor creció en un 1905,1%, situándose como el cuarto origen en importación de vehículos en España, por un valor de 1.366 millones de euros en el último año. Cifra que refleja el desembarco de marcas de origen chino en el mercado nacional y europeo.

Quizás también te interese:  Nueve de cada diez sillas infantiles de coche compradas de segunda mano son inseguras

El director general de ANFAC, José López-Tafall, afirma que «el último año ha sido un ejercicio complejo para el sector de la automoción. Diferentes factores como la crisis de los microchips, los problemas de logística o el encarecimiento de los materiales han condicionado la actividad del sector, ya de por si afectada por la pandemia. A pesar de este contexto, un año más el sector ha demostrado su capacidad de resistencia y adaptación y, sobre todo, su importancia para la economía nacional al mantenerse los vehículos como la actividad con mayor aportación positiva para la balanza comercial de España. La automoción en su conjunto demuestra de manera continua su alto valor como motor económico para este país, representando el 10% del PIB y dos millones de empleos. Por ello es vital que aseguremos través de políticas industriales y de mayores recursos el futuro de este sector y, al mismo tiempo, aseguremos su posición en la transformación hacia la industria de la movilidad».