27 de octubre de 2021

Ferrari lanza una réplica reducida de su Testa Rossa para jóvenes

DPA – Aquellos padres adinerados que estén buscando el regalo definitivo para un hijo adolescente loco por los coches deberían echar un vistazo al renacido Ferrari Testa Rossa, una versión reducida y electrificada del automóvil de carreras de los años 50.

El Centro de Estilo de Ferrari en Maranello se unió a la empresa británica The Little Car Company para producir exactamente 299 unidades del Testa Rossa J, letra que refiere a la palabra «junior». Cada unidad tiene un precio de 131.000 dólares.

El biplaza es una réplica a escala del 75 por ciento del auténtico, y equipa un motor eléctrico y tres baterías en la parte delantera en lugar del motor V12 del original. El Testa Rossa de 1957 fue uno de los coches más emblemáticos de la historia de Ferrari.

Para crear el chasis y muchas otras partes del prototipo de este vehículo de 3.100 mm de largo, 1.100 mm de alto y 700 mm de ancho se utilizaron dibujos originales.

Como la versión Testa Rossa junior se puede conducir a partir de los 14 años, la velocidad máxima se ha limitado a 60 km/h. El coche de carreras junior no está diseñado para su uso en carreteras públicas.

Los fabricantes ofrecen cuatro modos de conducción, desde el de principiante hasta el de competición, que deberían permitir a los jóvenes usuarios familiarizarse gradualmente con las prestaciones.

El acabado y los accesorios están a la altura de los estándares habituales de Ferrari. La carrocería está construida con aluminio batido a mano, el mismo proceso que se empleó en los modelos históricos. El coche monta ruedas de alambre de 12 pulgadas.

Como un guiño a la actual generación de coches de carretera, los pedales son del F8 Tributo, los neumáticos de Pirelli y el habitáculo cuenta con asientos de cuero y diales de instrumentos clásicos.

Los paneles laterales metálicos reforzados garantizan más seguridad. Además, se puede anclar una barra antivuelco opcional al chasis.

Para maximizar las prestaciones de frenado, se sustituyeron los frenos de tambor originales por frenos de disco Brembo. El sistema de frenado se completa con un freno de mano hidráulico.

El pequeño Testa Rossa luce muy bien en rojo Ferrari, pero los clientes también pueden elegir entre 14 libreas históricas y 53 colores de carrocería.

The Little Car Company está especializada en réplicas y ya ofrece versiones reducidas del Aston Martin DB5 y de un Bugatti de época.