4 de marzo de 2024

Imaz lamenta que el Gobierno español apoye prohibir los vehículos con motores de combustión

– Considera que «Juan Roig o Amancio Ortega deberían tener calles dedicadas en el país»

MADRID, 27 (SERVIMEDIA)

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, lamentó este lunes que el Gobierno español apoye la prohibición de comercializar vehículos con motores de combustión a partir de 2035 y que no se haya alineado con los ejecutivos alemán e italiano en su rechazo a esa medida en la Comisión Europea.

Así se expresó Imaz en el foro Wake UP Spain, un evento organizado por ‘El Español’, en el que recordó que España es el segundo fabricante europeo de vehículos y en el que celebró el acuerdo para permitir la venta de vehículos con combustibles sintéticos y biocombustibles. «Me hubiera gustado ver al Gobierno español apoyando», apuntó.

«Europa ha sido consciente del grave error de prohibir la venta del motor de combustión en 2035», celebró Imaz, quien destacó que gracias a este acuerdo «se van a seguir vendiendo».

Además, valoró que dicha decisión de la Comisión europea supone «un respaldo» al a apuesta de Repsol para transformar sus plantas industriales.

A este respecto, denunció que la actitud de «los prohibicionistas » genera incertidumbre y eso provoca que el parque español de vehículos cada vez sea más antiguo.

«Lo que tenemos que garantizar es que los coches emitan poco», añadió Imaz, quien sostuvo que teniendo en cuenta toda la cadena de valor los vehículos con combustibles sintéticos y biocombustibles emiten «bastante menos» que los eléctricos.

Por otro lado, fue preguntado por si Repsol podría seguir los pasos de Ferrovial y trasladar su sede fuera de España, tema que zanjó de forma rotunda. «Vamos a seguir en España siempre», sentenció.

Quizás también te interese:  Vehículos históricos se dan cita este sábado en el Circuito de Madrid Jarama-RACE

En todo caso, advirtió de que «es triste que tengamos que preguntar esto» y recordó lo que sucedía en Euskadi hace unos años por el terrorismo.

Por ello, pidió «poner en valor al empresario» y defendió que personas como «Juan Roig o Amancio Ortega deberían tener calles dedicadas en el país por lo que están haciendo por la economía».