9 de diciembre de 2022

La DGT activa un dispositivo especial por el Gran Premio de Motociclismo de la Comunidad Valenciana

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

La Dirección General de Tráfico (DGT) mantendrá entre este viernes y el próximo domingo un dispositivo especial de vigilancia y ordenación del tráfico con motivo del Gran Premio Motul de la Comunidad Valenciana, que se celebra en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste y que reunirá a muchos espectadores que se acercarán con sus vehículos particulares para presenciar las carreras de motos.

Con el fin de dar cobertura al incremento de desplazamientos previstos, además de garantizar la fluidez y la seguridad vial, la DGT ha diseñado un operativo que tendrá también en cuenta las especiales características de este tipo de usuarios de la vía y realizará una vigilancia específica sobre aspectos como conductas arriesgadas y peligrosas, circulación en grupo de motoristas, controles de velocidad, controles de alcohol y otras drogas, rebasamientos de vehículos sin guardar la separación obligatoria y adelantamientos con dos o más motos en paralelo.

El operativo también se dirige a facilitar la circulación de los vehículos, con indicación de las vías más recomendables para un viaje más fluido y seguro. La experiencia de otras ediciones refleja que el mayor nivel de tráfico se desarrollará en la A-3 en dirección a Valencia, la AP-7 desde el límite de Tarragona hasta la capital valenciana y la A-7 y AP-7 desde Valencia hasta Alcira.

Por razones de seguridad vial, movilidad y fluidez de la circulación, así como por la peligrosidad intrínseca de la carga de ciertos vehículos, Tráfico establecerá también restricciones a la circulación de vehículos de mercancías de más de 7.500 kilos de masa máxima autorizada en determinados días, horas y carreteras de la Comunidad Valenciana y su área de influencia.

MEDIOS HUMANOS Y TÉCNICOS

El dispositivo cuenta con todos los medios humanos disponibles, tanto de la Agrupación de Tráfico (reforzado por personal de la Comandancia de la Guardia Civil) como del Centro de Gestión de Tráfico de Levante, que regularán y vigilarán la circulación en el área de influencia del circuito, la A-3, la A-7 y las carreteras secundarias de acceso al recinto.

Además, el dispositivo dispone de un dron con cámara que permite la transmisión de imágenes al Centro de Gestión de Tráfico, que se suma a los cuatro helicópteros dotados de radar Pegasus, que realizarán tareas de regulación y vigilancia en las carreteras que llevan al circuito.

Para que todo se desarrolle con normalidad, la DGT considera esencial respetar tanto las normas de circulación como las indicaciones de los Agentes de Tráfico y las del personal encargado de ordenar los estacionamientos.