16 de agosto de 2022

La DGT multiplica esta semana los controles de velocidad en las carreteras

MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

La Dirección General de Tráfico (DGT) lleva a cabo a lo largo de esta semana una nueva campaña específica de vigilancia y control de la velocidad con el fin de reducir la accidentalidad y sus consecuencias.

En 2021, con datos provisionales a 24 horas, un total de 588 personas fallecieron en siniestros de tráfico en España por salidas de vía o colisiones frontales en los que la velocidad fue un factor transversal.

El informe temático sobre la velocidad como factor concurrente llevado a cabo por el Observatorio Europeo de Seguridad Vial (ERSO, por sus siglas en inglés) en 2021 concluye que un 30% de las muertes en carretera están causadas por una velocidad excesiva o inadecuada.

La campaña tiene como objetivo, siguiendo las recomendaciones de las organizaciones internacionales y europeas que instan a los organismos nacionales encargados de la seguridad vial a vigilar que los límites de velocidad establecidos se cumplen, controlar especialmente tramos de riesgo asociado a la velocidad, así como los puntos donde la circulación supera el límite establecido y existe un elevado índice de siniestralidad.

Tráfico anunciará a los conductores la existencia de controles bien a través de los paneles de mensaje variable o a través de señalización vertical circunstancial cuando la vía no disponga de esos paneles.

Los encargados de poner en marcha esta campaña serán tanto los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil como del resto de policías locales y autonómicas que deseen sumarse a la iniciativa.

PREOCUPACIÓN EN AUTOPISTAS Y AUTOVÍAS

Por otro lado, la cifra de personas fallecidas en autopistas y en autovías en España ha aumentado más de un 30% en lo que va de año en comparación con el primer semestre de 2019, tomado como referencia debido a que la pandemia de la covid-19 distorsionó los datos en 2020 y 2021.

La salida de vía y los atropellos fueron los tipos de siniestros que más se han incrementado. Detrás de la salida de vía suele estar velocidad excesiva y distracciones, según la DGT.

Los fallecidos por salida de vía han pasado de 45 en 2019 a 57 en 2022 y los atropellos se han casi duplicado, de las 16 víctimas mortales en 2019 a las 30 en lo que va de 2022. Además, el 60% de los fallecidos en estas vías se han producido en siniestros ocurridos en día laborable.

Durante la campaña y a lo largo del verano muchos de los radares móviles de los que dispone la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil irán embarcados en vehículos rotulados y otros camuflados.

Respecto a las carreteras convencionales, siete de cada 10 fallecidos en siniestros viales tienen lugar en este tipo de vías. Además, desde el 21 de marzo, con la entrada en vigor de los cambios introducidos en la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, a los coches y las motocicletas no se les permite rebasar los límites de velocidad fijados en las carreteras convencionales cuando adelanten a otros vehículos.

La DGT recuerda que tres de cada cuatro fallecidos de tráfico en 2019 fueron en vías convencionales y 239 en colisiones frontales.

El informe del ERSO identifica tres rasgos mayoritarios en los conductores que lo hacen a velocidad excesiva o inadecuada (más jóvenes que mayores, más hombres que mujeres, más los que conducen por razones de trabajo que por otras causas) y cinco razones por las que las personas conducen demasiado rápido: igualar la circulación del tráfico circundante, tener prisa, disfrutar de conducir rápido, por aburrimiento y no ser conscientes de estar haciéndolo.

El documento indica que reducir la velocidad media en 1 km/h en todas las carreteras de la UE salvaría más de 2.000 vidas al año.

NUEVAS TECNOLOGÍAS

Por otro lado, la Comisión Europea emprendió en mayo del 2018 la tercera y última fase de sus acciones para modernizar el sistema europeo de transportes con medidas para permitir que los europeos se beneficien de un tráfico más seguro, de vehículos menos contaminantes y de soluciones tecnológicas más avanzadas, a la vez que se respalda la competitividad de la industria de la UE.

La Comisión propuso que los nuevos modelos de vehículos estén equipados con funciones de seguridad avanzadas -las denominadas ADAS-, como sistemas avanzados de frenado de emergencia y asistencia al mantenimiento en el carril para los coches o detección de peatones y personas que circulan en bicicleta para los camiones.

Uno de estos sistemas es el asistente de velocidad inteligente ISA, que funciona conectado al GPS y que, dotado de una cámara que lee las señales viales, advierte al conductor cuando éste supera los límites legales. Todos los vehículos homologados a partir del 6 de julio de este año y matriculados nuevos a partir del 6 de julio de 2024 contarán de serie con este dispositivo de seguridad.