4 de febrero de 2023

Los jets privados al foro de Davos generan tanto CO2 como 350.000 coches en una semana

– Según Greenpeace

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Los viajes en avión privado de los asistentes al Foro Económico Mundial de Davos (Suiza) del año pasado generaron emisiones de CO2 equivalentes a unos 350.000 automóviles haciendo 750 kilómetros diarios durante una semana.

Así se desprende de un informe encargado por Greenpeace Internacional a la consultora neerlandesa CE Delft y difundido este viernes antes de que el próximo lunes se celebre una nueva edición del Foro Económico Mundial de Davos.

Según el informe, unos 1.040 jets privados entraron y salieron de los aeropuertos que prestaron servicio al foro de Davos del año pasado, que se celebró en mayo de forma presencial tras un parón de dos años por la pandemia.

Esta circunstancia provocó que las emisiones de CO2 se multiplicaran por cuatro durante aquellos días. Según Greenpeace, esto se repetirá en la nueva cita del foro de Davos.

«Los ricos y poderosos que acuden a Davos para debatir a puerta cerrada sobre el clima y la desigualdad usan el medio transporte más contaminante y desigual que existe, justo cuando Europa experimenta el mes de enero más cálido desde que hay registros y las comunidades de todo el mundo sufren los fenómenos meteorológicos extremos por la crisis climática», indicó Klara Maria Schenk, portavoz de la campaña de movilidad europea de Greenpeace.

La investigación muestra que la afluencia de jets privados a los aeropuertos de alrededor de Davos se duplicó durante la reunión del Foro Económico Mundial de 2022 en comparación con el promedio del resto del año.

De todos estos vuelos realizados, el 53% fueron de corta distancia (por debajo de los 750 kilómetros), que se podrían haber sustituido por viajes en tren o automóvil. Un 38% voló en distancias ultracortas, de menos de 500 kilómetros. Incluso se detectó un vuelo de tan solo 21 kilómetros. Según el informe, los países con la mayor afluencia a los aeropuertos de Davos fueron Alemania, Francia, Italia y España.

«BOMBAS CLIMÁTICAS»

Los vuelos de jets privados atrajeron la atención del público mundial el año pasado después de que varias figuras públicas recibieran críticas por sus desplazamientos cortos en estas aeronaves.

«Si tenemos en cuenta que el 80 % de la población mundial nunca ha viajado en avión, pero sufre las consecuencias de las emisiones provocadas por estas ‘bombas climáticas’ que son los jets privados, y que el Foro Económico Mundial afirma estar comprometido con el Acuerdo de París, pues nos encontramos ante una insoportable clase magistral de hipocresía», agregó Schenk.

Esta portavoz de Greenpeace añadió: «Los jets privados deben pasar a la historia si queremos tener un futuro verde, justo y seguro para todos. Los líderes mundiales deben predicar con el ejemplo y prohibir los jets privados y los vuelos de distancia corta claramente prescindibles.

«Davos representa lo más perverso de un sistema socioeconómico fallido: élites que intentan vender una imagen de sostenibilidad y de que están ahí para cambiar el mundo mientras concentran una riqueza y poder desproporcionadamente obsceno y se benefician a costa de la mayoría de las personas y del planeta, poniendo la vida en jaque», recalcó Eva Saldaña, directora ejecutiva de Greenpeace España.

Los jets privados no están regulados en la UE, a pesar de que son el modo de transporte más contaminante del planeta en su relación entre pasajero y kilómetro, según Greenpeace. Por primera vez, en 2022 varios países de la UE, encabezados por Francia, comenzaron a solicitar una regulación europea de las emisiones de la aviación en toda la UE sobre los vuelos cortos innecesarios (con alternativa viable en tren) y de los jets privados.