4 de febrero de 2023

Los ucranianos convierten el pueblo español en un centro de innovación

Tras la invasión rusa de Ucrania, Cariño, un pequeño pueblo de Galicia (3763 hab.), albergó a varias decenas de informáticos que huían de la guerra. Ocho meses y medio después, ya hay un centenar de ellos aquí, abrieron un espacio de coworking, una cafetería y lanzaron una plataforma digital de venta de recambios avtopro.es. El siguiente punto de su agenda es crear una revolución digital en toda España sin salir de Cariño.

Olga Strelnyk, directora de desarrollo comercial de ABP World, dice “elegimos Cariño mucho antes de la guerra como ubicación para nuestra segunda oficina y escapada corporativa. También queríamos ofrecer al mercado español nuestro marketplace Avtopro, líder en el comercio de recambios de Ucrania. Pero los intentos de ejecutar este producto durante viajes a corto plazo no tuvieron éxito. Hasta que la guerra convirtió uno de estos viajes en emigración”.

Al encontrarse en la posición de refugiados, Olga y sus compañeros hicieron todo lo posible para no ser una carga para el país, sino para empezar a construir un negocio en España, pagar impuestos y agradecer a la gente de Cariño por su apoyo en una situación límite.

Los programadores ucranianos, sus familias e hijos insuflaron nueva vida a Cariño. Mientras la generación más joven estudia, los mayores trabajan de la mañana a la noche en Avtopro y en la cafetería Magi. Gracias a Magi, la cocina ucraniana y la apertura cultural, los visitantes lograron convertirse rápidamente en parte de la comunidad local. Así, el 24 de agosto, los habitantes de Cariño, junto con los ucranianos, celebraron el Día de la Independencia de Ucrania y al mismo tiempo el Día de San Bartolomé, patrón de Cariño. (Una coincidencia sorprendente, ¿no?) Los lugareños participaron con entusiasmo en el concurso de historia de Ucrania y el ganador recibió un viaje a París de parte de ABP.

Durante estos meses, el equipo de ABP Cariño ha desarrollado varios productos digitales y estableció numerosas relaciones comerciales. Ahora planean abrir puestos de trabajo no solo para ucranianos, sino también para españoles. En el futuro, esta oficina debe convertirse en un centro de IT que atraiga a especialistas de diferentes países a Cariño y resuelva de forma permanente el problema de la disminución de la población local. Y al mismo tiempo contribuirá a la digitalización de toda España.

Para muchos suena a tontería que estemos haciendo negocios en Cariño, un pueblito donde una tercera parte de la población está jubilada. Pero creemos que esas ciudades son el terreno ideal para construir una comunidad de IT. Y no es solo fe, tenemos un plan ”, dice Olga Strelnik.

Según este plan, la escasez de especialistas de IT en España se puede solucionar con una afluencia de talento y cerebros de los países de Europa del Este. Y son precisamente localidades tan pequeñas como Cariño las que pueden convertirse en puntos de gran atractivo. Olga Strelnik está segura de que el tamaño de una ciudad no es importante para crear una atmósfera de IT en la que puedan nacer proyectos únicos y grandes soluciones digitales. Para tal ambiente, se necesita gente: personalidades brillantes y valientes con grandes ideas,

que son capaces de contagiar a otros con su motivación. Hay suficientes personas así en el equipo de ABP; gracias a esto, en unos pocos meses en un país extranjero, lograron resultados increíbles y avanzan a toda velocidad hacia sus ambiciosos objetivos.