27 de mayo de 2024

Ocho pueblos matriculan un 40% de los coches de empresa en España al ser ‘paraísos fiscales’

– Rozas de Puerto Real (Madrid) concentra más de 31 vehículos matriculados por habitante, según AEA

– San Sebastián es la capital más cara para pagar el ‘numerito’ y Santa Cruz de Tenerife, la más barata

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

Ocho municipios españoles con una población de entre algo más de 500 y menos de 14.000 habitantes, matriculan un 40% de los coches de empresa de toda España por ser ‘paraísos fiscales’ para pagar el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), conocido como impuesto de circulación o ‘numerito’.

Esas localidades son Colmenar de Arroyo, Robledo de Chavela, Venturada, Moralzarzal, Navacerrada, Rozas de Puerto Real y Patones (Madrid), y Tejeda (Las Palmas), según un estudio realizado por Automovilistas Europeos Asociados (AEA) y dado a conocer este martes.

El informe indica que el IVTM, creado en España hace 34 años en sustitución del impuesto de circulación de vehículos, genera unos ingresos anuales de 3.900 millones de euros a las haciendas locales.

Ese impuesto se paga en función de la potencia fiscal del vehículo (en el caso de coches), la cilindrada (motos), el peso (camiones) y número de asientos (autobuses), de acuerdo con una tarifa mínima establecida para toda España, a excepción de País Vasco y Navarra.

«LOTERÍA DEL ‘NUMERITO'»

Sin embargo, la ley permite a los ayuntamientos incrementar discrecionalmente dichas cuotas, con lo que pueden llegar a cobrar hasta el doble de la tarifa mínima, situación que ocurre en 12 de las 52 capitales de provincia españolas.

También autoriza a aplicar bonificaciones de hasta el 75% en función del carburante y las características de los motores, y exonerar del pago del impuesto en el caso de los vehículos históricos y de más de 25 años. Ello, según AEA, desvirtúa la finalidad del sistema tributario y permite crear «verdaderos ‘paraísos fiscales'» en el pago de un impuesto al que están obligados más de 37 millones de contribuyentes.

Este hecho ha motivado el que numerosas empresas de alquiler y de renting hayan concentrado la matriculación de sus flotas en pequeños municipios en los que han abierto sucursales por su favorable tratamiento fiscal. «A cambio, cada año les toca la lotería del ‘numerito’ por el ingreso que reciben por un impuesto de unos vehículos que ni siquiera circulan, ni van a circular nunca, por esa población», según AEA.

Quizás también te interese:  ¡No Busques Más! Ven al Mejor Taller de Vehículos en Alcalá de Guadaíra

Así, los ocho municipios mencionados matricularon el año pasado 183.604 coches de empresa sobre un total nacional de 461.257 unidades. Destacan Rozas de Puerto Real (31,23 vehículos matriculados por habitante), Colmenar de Arroyo (19,88) y Patones (18,73), cuando ninguna de esas localidades supera los 2.000 residentes.

El informe llama la atención del caso de Benidoleig (Alicante), que aumentó su población en solo 66 vecinos y multiplicó por 10 el número de vehículos de empresa matriculados en 2022 respecto del año anterior, al pasar de 344 a 3.383 unidades.

CAPITALES

En cuanto a las capitales de provincia, un automovilista donostiarra paga un 49% más por el impuesto municipal de su automóvil que uno de Madrid, o un 158% más que uno domiciliado en Tenerife, pero si se compara con un automovilista empadronado en alguno de los 25 ‘paraísos fiscales’ detectados por AEA, las diferencias pueden alcanzar hasta un 900%.

Por ejemplo, el propietario de un vehículo tipo medio (11,99 caballos de potencia fiscal) paga 34,08 euros en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife; 59,00 en Madrid; 68,16 en Barcelona, y 87,93 en San Sebastián.

Además de la capital donostiarra, el impuesto se encarece también en Vitoria (71,45 euros), Bilbao (69,36) y Barcelona, Ciudad Real, Granada, Huelva, Palma, Tarragona y Valladolid (68,16).

Por el contrario, las capitales o ciudades autónomas más baratas para pagar el impuesto de circulación en un coche medio son Melilla (17,04 euros), Santa Cruz de Tenerife (34,08), Melilla (34,10), Zamora (49,08), Palencia (51,04) y Jaén (51,12).

Respecto de las motocicletas, también hay contrastes, con 15,15 euros en Melilla para una de 600 centímetros cúbicos frente a 79,32 euros en San Sebastián, esto es, un 423% de diferencia.

Según el informe de AEA, las diferencias de tarifas no sólo se producen entre las capitales de provincia de comunidades autónomas, sino también entre ayuntamientos de una misma provincia. Por ejemplo, la que cobra el municipio serrano de Colmenar de Arroyo o Robledo de Chavela, en la Comunidad de Madrid, es siete veces más barata que la que se cobra en Madrid. En Cataluña, la que cobran Rajadell o Aguilar de Segarra es ocho veces inferior a la de Barcelona.