21 de junio de 2024

Tráfico denuncia a 14 conductores de autobús escolar por dar positivo en drogas en cinco días

– Formula más de 2.800 denuncias por irregularidades en este medio de transporte durante una campaña especial

MADRID, 13 (SERVIMEDIA)

Un total de 14 conductores de vehículos de transporte escolar y de menores dieron positivo en drogas durante los cinco días de campaña especial de vigilancia realizada por la Dirección General de Tráfico (DGT) entre los pasados 22 y 26 de mayo con el fin de comprobar que los autobuses dedicados a llevar a niños al colegio cumplen la normativa establecida.

Tráfico señaló este martes que durante la campaña fueron controlados 3.576 vehículos destinados al transporte escolar, de los cuales 1.622 fueron sancionados (un 45%) con un total de 2.809 denuncias, sobre todo por irregularidades administrativas, entre ellas 825 por no disponer de la autorización especial para llevar a cabo esa actividad y 423 por carecer de seguro de responsabilidad ilimitada, tal y como exige la ley.

Cabe destacar que 14 conductores dieron positivo en la prueba de detección de drogas y ninguno por alcohol, en tanto que cinco resultaron denunciados por circular a velocidades superiores a las establecidas.

OTRAS INFRACCIONES

Además, en 51 vehículos que disponían de cinturones de seguridad en los pasajeros no se usaba este elemento por presentar anomalías en su funcionamiento, un 1,6% más que en la anterior campaña de la DGT sobre transporte escolar, llevada a cabo el pasado mes de diciembre.

Los agentes también comprobaron que 100 vehículos controlados presentaban deficiencias en las puertas de servicio y emergencias, así como en sus dispositivos de accionamiento, y otros 29 no tenían en regla la Inspección Técnica de Vehículos (ITV).

Quizás también te interese:  La OMS lanza una nueva política para prevenir y abordar la conducta sexual "inapropiada" de su personal y colaboradores

En lo que se refiere a la señalización obligatoria que este tipo de vehículos deben llevar, 72 de los vehículos controlados no llevaban la correspondiente señal V-10 de transporte escolar y otros 17 carecían del dispositivo luminoso con señal de emergencia.

Además, 12 conductores fueron denunciados por no llevar a bordo del autocar una persona encargada del cuidado de los menores cuando así procedía y otros cuatro por exceso de tiempo de conducción o minoración del descanso.