27 de octubre de 2021

Averías que tú mismo provocas en tu coche

El modelo de coche más moderno y confiable del mundo puede fallar si este no es utilizado adecuadamente. Por eso toma en cuenta los pequeños vicios que los conductores sin querer pueden realizar frente al volante causando graves daños a tu preciado coche.

Lo que no debes hacer a tu coche

Si no revisas las presiones de tus neumáticos de forma regular, puede provocar que los neumáticos se desgasten progresivamente o que simplemente sufra un reventón arriesgando tu vida y la de los que te rodean. Lo recomendable es realizar estas revisiones una vez al mes.

Si no tienes en cuenta la temperatura del motor al acelerar. Esto se ve cuando el motor está completamente frio y de repentes enciende y arranca tu coche. Puede causar daños internos a las válvulas u otros mecanismos. Por eso que al encender tu coche lo ideal es esperar algunos minutos para que el aceite llegue a toda la cavidad del motor. De esta forma obtendrás una mejor lubricación.

Si mientras espera en un semáforo y mantienes pisado el pedal del acelerador puede ocasionar un degaste mayor al sistema de embragues puesto que al tener el pedal pisado a fondo se produce un pequeño rozamiento que produce degaste del disco y las piezas que rodea a este elemento. Acostúmbrate a no pisar el acelerador mientras espera en el semáforo u otro lugar.

Si abusas de los frenos en bajada puede aumentar el desgate de los discos y pastillas de freno provocando posibles deformaciones en los discos generando la vibración del coche mientras conduces. También puede deteriora el liquido de freno. Por eso acostumbra a utilizar marchas cortas por ejemplo baja en tercera velocidad en vez de cuarta.

Si circulas con el motor con muy bajas revoluciones por minuto puede afectar la válvula del motor en especial si es a diesel, causando acumulación de carbón obstruyendo progresivamente  el motor. El catalizador en diesel o gasolina también se ven afectado cuando eso sucede.  También los filtros quedan completamente saturados probando su daño total. Esto reduce la vida del motor. Por eso lo ideal es mantener un régimen donde note que el coche responde suavemente y sin ninguna resistencia.