16 de agosto de 2022

Cómo ahorrar energía con un vehículo eléctrico

DPA – Siguiendo algunos consejos básicos, los conductores de coches eléctricos pueden ahorrar mucha energía.

El automóvil club alemán ADAC explica que una conducción previsora permite ahorrar combustible y batería, y recomienda mantener la distancia con el vehículo que circula por delante, así como, sobre todo en la ciudad, acelerar con suavidad en el tráfico de parada y arranque.

Al frenar, se recomienda tener en cuenta el método de recuperación: si el conductor del coche eléctrico retira el pie del acelerador, el motor se convierte en un generador y devuelve la energía de frenado a la batería. Según el ADAC alemán, esta regeneración permite aumentar la autonomía de la batería en un 20 por ciento en recorridos urbanos.

Además, algunos coches eléctricos equipan una tecnología de frenado regenerativo que permite acelerar y frenar utilizando únicamente el acelerador. Esto se conoce como conducción con un solo pedal.

A menudo se pueden ajustar los niveles de recuperación, lo que puede aumentar o disminuir el efecto de frenado. En un tramo libre de la carretera, lo óptimo es dejar que el coche ruede libremente, es decir, desactivar la recuperación y aprovechar la inercia para que el vehículo se desplace sin tener que acelerar.

Si se sabe que se van a recorrer principalmente distancias cortas, también se puede optar por una batería más pequeña y ligera antes de comprar el vehículo. Porque cuanto más pesado es el coche, más electricidad consume. Por esta razón, no se debe llevar equipaje innecesario en el maletero o en el techo.

También es importante mantener una adecuada presión de aire en los neumáticos. Para reducir el consumo de energía, se recomienda ajustar una presión de hasta 0,2 bares más con respecto a la recomendación del fabricante.

Un uso limitado y selectivo de los sistemas de aire acondicionado y calefacción de interior, asientos y volante también contribuye notablemente al ahorro de energía.