16 de agosto de 2022

La ACCO archiva el caso sobre los indicios de ilegalidad en la operativa de ‘motosharing’ de Barcelona

– El informe del ente regulatorio contradice las acusaciones del Ayuntamiento de Barcelona y la empresa Cityscoot contra cuatro operadores que ofrecen servicio en la ciudad

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

La Autoridad Catalana de la Competencia (ACCO) cierra las diligencias abiertas tras la denuncia por parte de la empresa Cityscoot y la Gerencia de Movilidad e Infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona en la que acusaban a cuatro operadores (Oiz, Iberscot, Tucycle y Avant), integrados en la app de Reby, de llevar a cabo una práctica concertada prohibida en el artículo 1 de la Ley de la Competencia (LDC) y de pertenecer a un mismo grupo empresarial vulnerando, de esta forma, la normativa municipal que rige las licencias.

Según el informe que la ACCO emitió y trasladó a los denunciantes el pasado marzo, el ente afirma expresamente que las irregularidades denunciadas no constituyen ninguna infracción de la competencia («no concurre en este caso el requisito de la bilateralidad de comportamiento exigido por la aplicación del artículo 1 de la LDC (pg. 12, punto 5, «Segunda») y determina que los cuatro operadores no pertenecen al mismo grupo de empresas.

La ACCO en el informe asegura que son una «unidad económica», un concepto diferente a «grupo de empresas». El término jurídico «unidad económica» de la legislación de defensa de la competencia, analizado por la ACCO, con el término legal «grupo de empresas» del artículo 42 del código de comercio, al que hace referencia la regulación del Ayuntamiento, no son equiparables por lo que el dictamen de la ACCO descarta que se esté cometiendo alguna irregularidad.

Por su parte, la ACCO requirió información a Reby para esclarecer su vinculación con los operadores denunciados, a lo que la empresa de ‘motosharing’ ya manifestó que con ellos tiene acuerdos firmados en tanto que proveedor tecnológico (por el servicio de plataforma) y también de compraventa de vehículos.

La integración en plataformas digitales es una práctica habitual dentro del sector para facilitar la experiencia a los usuarios. De hecho, así lo hacen también todas las empresas que operan en el mercado de moto sharing de Barcelona, Cooltra, Acciona, quienes también actúan de forma colaborativa o interdependiente con otras empresas con las que mantienen acuerdos y comparten usuarios en los mercados donde operan (por ejemplo, con Smou, del propio Ayuntamiento de Barcelona, o con FreeNow, o con Chipi).

Después de cuatro meses de la determinación de la ACCO, el Ayuntamiento de Barcelona no ha revocado ninguna licencia ni se han emprendido nuevas acciones legales contra esas empresas en base al mismo hecho.