9 de diciembre de 2022

La CNMC urge a la liberalización del autobús interurbano en España, que funciona «mal» y sin la debida competencia

– El 52% de las adjudicaciones están caducadas y el sistema concesional vigente beneficia a las grandes empresas

MADRID, 20 (SERVIMEDIA)

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) ha elaborado un informe sobre el transporte interurbano por autobús en España en el que critica el actual sistema concesional vigente y urge a la liberalización en los trayectos de más de 100 kilómetros.

El organismo regulador sostiene que el sistema concesional vigente «funciona mal», y España no puede seguir siendo el único de los grandes países europeos que no ha apostado aún por la liberalización de esta modalidad de transporte.

El estudio de la CNMC, fruto de tres años de trabajo, supone una enmienda a la totalidad del marco de funcionamiento del autobús interurbano en España, muy usado entre los colectivos con rentas más bajas.

Según los datos de Competencia, apenas hay licitaciones de rutas, el 52% de las concesiones están caducadas y el promedio de duración tras las prórrogas concedidas alcanza los 30 años, cuando el máximo legal es de diez años.

En los pliegos de las licitaciones se favorece en muchos casos la oferta económica y se prima a las grandes empresas ya tenedoras de concesiones sobrevalorándoles la dotación de vehículos y personal como operador incumbente.

Al no haber división de las concesiones en suficientes lotes, no se favorece tampoco la concurrencia de empresas más pequeñas, explican desde la CNMC.

Este escenario de licencias y concesiones se traduce en una falta de competencia que lleva a que una ruta entre dos ciudades españolas sea más cara que viajar desde España a París, que haya quejas de los ciudadanos por la baja frecuencia de muchas líneas y que no se mejore la calidad del servicio, apuntan las fuentes de la CNMC.

LEY DE MOVILIDAD

La comisión que preside Cani Fernández considera que España no puede seguir siendo una excepción en la UE, como el único de los grandes países donde falta por liberalizar este sector.

Se remite a los buenos resultados que ha dado la liberalización en Alemania, Italia o Francia, que tienen precios entre un 20 y un 30% más baratos que en España, y que han visto multiplicar el número de líneas desde que acabaron con el sistema concesionado.

La CNMC cree que es el momento oportuno para que España se sume a estos países, ahora que se está discutiendo la futura Ley de Movilidad Sostenible y con ella el Gobierno apuesta por introducir más criterios de eficiencia en el transporte de viajeros.

Competencia ve acertada la liberalización de las rutas de más de 100 kilómetros, en sintonía con lo que defiende la Comisión Europea.