9 de diciembre de 2022

La DGT multiplica esta semana los controles de furgonetas coincidiendo con el Black Friday

– En carreteras, polígonos industriales, centros comerciales y zonas de carga y descarga

– La matriculación de esos vehículos se ha duplicado en el último decenio

MADRID, 21 (SERVIMEDIA)

Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y policías locales intensificarán esta semana la vigilancia de furgonetas con puntos de control en las carreteras -sobre todo las convencionales, que son las que registran mayores índices de siniestralidad- y en zonas cercanas a centros comerciales, polígonos industriales y lugares de carga y descarga.

Ello se debe a una nueva campaña especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) y coincide con el hecho de que esta semana se celebra el Black Friday, que incrementará la ya de por sí elevada circulación de esos vehículos de reparto de mercancías.

En estos controles se comprobarán la velocidad a la que circulaban, la documentación tanto del vehículo como del conductor, la correcta colocación y el peso de la carga transportada, la presencia de alcohol y/o drogas en el organismo de los conductores o si se ha pasado la correspondiente Inspección Técnica de Vehículos (ITV), entre otros aspectos relacionados con la seguridad vial.

Las furgonetas estuvieron implicadas el año pasado en 8.639 siniestros con víctimas, en los que fallecieron 170 personas, 67 de las cuales viajaban en ese tipo de vehículos y 129 en otros o eran peatones. Además, 192 ocupantes de furgonetas resultaron heridos y tuvieron que ser hospitalizados.

Además, las matriculaciones de furgonetas se han duplicado en el último decenio por su utilización como herramienta de trabajo, entre otras razones por el incremento del comercio electrónico, al pasar de 54.700 en 2012 a 108.210 en 2021. Estos vehículos suponen ahora un 7% del parque nacional, con algo más de 2,5 millones, pero estuvieron involucrados el año pasado en un 9% de los siniestros de tráfico y aglutinaron un 11% de las personas fallecidas.

DENUNCIAS

El subdirector general de Gestión de la Movilidad y Tecnología de la DGT, Jorge Ordás, reveló en la presentación de la campaña en una carretera de San Sebastián de los Reyes (Madrid) que la infracción más cometida el año pasado por los conductores de furgonetas fue el exceso de velocidad, ya que por ello se formularon cerca de 251.000 denuncias. Además, hubo alrededor de 12.000 sanciones por no llevar puesto el cinturón de seguridad y 3.500 por conducir bajo los efectos del alcohol.

«La velocidad es algo que hay que respetar, la velocidad mata», indicó Ordás, antes de recordar que el límite en furgonetas es de 80 km/h en carreteras convencionales y 90 km/h en autopistas y autovías.

Según la DGT, conducir una furgoneta no es lo mismo que hacerlo con un automóvil, aunque para ambos se necesite el mismo permiso, pues aquella presenta unas características dinámicas y de utilización distintas a otros vehículos que las hace diferentes, no solo en lo que a conducción se refiere, sino también a la siniestralidad.

«Hay que tener en cuenta que, a 50 kilómetros por hora, un objeto de cinco kilos multiplica su peso por 30», recalcó Ordás, antes de agregar: «El peso de estos vehículos hacen que la distancia de frenado aumente muchísimo. Por eso, nos preocupa mucho la carga».

Además, Ordás señaló que la media de edad de las furgonetas en España es de 14,3 años, frente a los cerca de 13 años de los coches. «Por lo tanto, el estado de las furgonetas siempre será peor porque son vehículos más antiguos», concluyó.