20 de junio de 2024

La OCU cifra en un 40% el aumento de precio de los coches nuevos en cinco años y urge a ampliar el Plan Moves III a los usados

MADRID, 06 (SERVIMEDIA)

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) denunció este lunes que el precio de los vehículos nuevos se ha incrementado una media del 40% en los últimos cinco años y, en este contexto, urgió al Gobierno a ampliar el Plan Moves III a coches eléctricos o híbridos enchufables de segunda mano con el fin de «promover» el acceso a automóviles «poco contaminantes y con un precio más asequible».

Así lo reclamó en un comunicado en el que subrayó que esta «espectacular» subida de precio, que «coincide» con la entrada en vigor este año de las Zonas de Bajas Emisiones en 149 municipios de más de 50.000 habitantes, va a «obligar» a «muchos conductores» a sustituir su «viejo» vehículo sin etiqueta de la DGT por uno de segunda mano.

Tras puntualizar que la sustitución de un «viejo coche muy contaminante» por otro que permita entrar «regularmente» en el casco urbano implicará, «en muchos casos», adquirir un coche de segunda mano, la organización consideró que ampliar el Plan Moves III a vehículos de segunda mano con etiqueta Eco o Cero Emisiones «facilitaría» el acceso a un coche «poco o nada contaminante» a las familias que, por motivos laborales o familiares, necesiten entrar «regularmente» al casco urbano.

En este punto, explicó que, actualmente, las ayudas son de 4.500 euros para automóviles eléctricos -7.000 euros si se entrega a cambio un vehículo de más de siete años para achatarrar- y de 2.500 euros para híbridos enchufables -5.000 euros si se entrega a cambio un vehículo de más de siete años para achatarrar-.

A este respecto, estimó que también debería «considerarse» la «idea» de «ampliarlo» a híbridos no enchufables, ya sean nuevos o de segunda mano, ya que, a su juicio, «suelen ser automóviles más baratos, poco contaminantes y de los que hay una mayor oferta en el mercado de automóviles usados».

Quizás también te interese:  El Congreso insta al Gobierno a apoyar a las mujeres en competiciones automovilísticas

En paralelo, insistió a los ayuntamientos afectados por las nuevas Zonas de Bajas Emisiones para que «faciliten» al menos tres entradas al año a los conductores con un coche sin etiqueta de la DGT, convencida de que el impacto medioambiental de la medida «es muy limitado» y, a cambio, «facilita la entrada a los residentes en caso de urgencia, además de a los turistas que esporádicamente visiten la ciudad».

Asimismo, incidió en su petición al Ejecutivo para que se modifique el actual sistema de etiquetas ambientales de la DGT de modo que «priorice» las emisiones «reales» frente a la tecnología del motor y defendió que la «mayoría» de los nuevos vehículos diésel o gasolina «contaminan menos que los híbridos enchufables pesados y de gran cilindrada y que muchos mild hybrid».