12 de junio de 2024

La producción de vehículos en España creció un 14% en los nueve primeros meses

– Aún está un 14,2% por debajo de prepandemia

– Las exportaciones suben un 20%

MADRID, 24 (SERVIMEDIA)

La producción de vehículos alcanzó en los nueve primeros meses de 2023 un total de 1,82 millones de unidades, lo que supone un 14% más que en el mismo periodo de 2022, aunque aún representa un 14,2% menos que en enero-septiembre de 2019, antes de la pandemia, según datos publicados este martes por la patronal de fabricantes Anfac.

La producción de vehículos en septiembre se situó en 210.510 unidades, con un aumento del 4,8% respecto al mismo mes del año anterior. Según Anfac, este leve repunte es debido, principalmente, a la mejora en la estabilidad del aprovisionamiento de componentes y materiales, que ha permitido recuperar el ritmo de evolución mensual previo a la pandemia, pero todavía con volúmenes inferiores.

Por tipo de vehículo, la fabricación de turismos fue de 160.240 unidades durante el mes de septiembre, un 6,7% más que el mismo mes de 2022. Por su parte, la producción durante el noveno mes del año de vehículos comerciales e industriales cayó un 1% en comparación con el mismo periodo del año anterior, con un total de 50.270 unidades.

Durante septiembre, la producción de vehículos de cero y bajas emisiones (vehículos eléctricos, híbridos enchufables, híbridos convencionales, gas natural y GLP) aumentó un 64,9% con respecto al mismo periodo de 2022, con un total de 49.908 unidades, lo que supone el 23,7% de la cuota de producción de septiembre, aumentando casi 9 puntos porcentuales respecto al mismo mes del período anterior.

Respecto a la cuota de fabricación de vehículos electrificados, este mes alcanzó el 15,6% de la producción total, un aumento de 2,4 puntos porcentuales con respecto al año anterior. En septiembre fabricaron un total de 32.919 vehículos electrificados, un notable aumento del 22,2% con respecto al mismo mes del ejercicio pasado. De estos, 26.386 unidades se corresponden a turismos electrificados (eléctricos puros BEV e híbridos enchufables PHEV) que aumentan un 20,4% respecto a septiembre de 2022.

En el acumulado del año, los vehículos electrificados representan el 13,7% del total de producción, con 249.007 unidades, con un aumento del 34,4% respecto al año anterior.

Quizás también te interese:  Paracaidistas expertos de los tres ejércitos estrenan los lanzamientos automáticos desde la puerta lateral del A400M

EXPORTACIONES

En cuanto a las exportaciones, durante el mes de septiembre se enviaron al extranjero un total de 197.709 unidades, un 13,5% más que en el mismo periodo de 2022. En cuanto al acumulado del año, durante los nueve primeros meses la exportación experimentó un aumento del 20,3%, con 1.675.440 salidas.

En relación con los destinos en Europa, durante el mes de septiembre fueron el 89,6% de los envíos de vehículos, lo que supone un repunte de 1,5 puntos porcentuales en comparación con el mismo mes del año anterior. Así mismo, el volumen de unidades entregadas a los destinos europeos se incrementó un 15,3% respecto al mismo mes del año anterior.

En el ‘top 5’ de destinos, se mantienen Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y Turquía, quienes encabezan respectivamente el ranking. Cabe destacar la caída del 11% de los envíos a Alemania, en contraposición del resto de destinos que logran aumentar sus pedidos, especialmente al mercado turco que crece un 161,5% en septiembre.

«La mejora en la producción de vehículos es una buena noticia para el sector y para la economía de España. Pero no debemos relajarnos. Las fábricas de automoción españolas y el sector en su conjunto siguen trabajando en aras de lograr las cifras previas a la pandemia, al tiempo, que avanzamos hacia la transformación que implica el vehículo electrificado. La resolución del PERTE VEC II, con la movilización de la mayor parte de los fondos asignados es un buen síntoma para avanzar en esta línea. Hay que seguir avanzando en construir las bases de nuestra industria de la movilidad y esto requiere que, más allá, de los presupuestos asignados se establezcan medidas adicionales que lo impulsen. Insistimos en que es necesario mejorar otros aspectos como la fiscalidad, ayudas directas en la compra, impulso de la infraestructura de la recarga de acceso público y, sin olvidar, una nueva política industrial. En un escenario de tanto cambio y competencia geoestratégica por el sector de la automoción, reforzar la política industrial en la nueva legislatura es imprescindible para asegurar la competitividad y el empleo que genera el sector», señala José López-Tafall, director general de Anfac.