25 de julio de 2024

Los asesores fiscales discrepan de Hacienda y consideran que la deducción de los coches de empresa debería ser del 35%

MADRID, 12 (SERVIMEDIA)

La Federación Española de Asociaciones Profesionales de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales (Fettaf) se posicionó este martes en contra del nuevo criterio de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) y aseguró que la deducción de los coches de empresa debería ser de «al menos» el 35%, frente al 23% que se ha determinado ahora.

Este intercambio de opiniones se remonta a una nota informativa que la Agencia Tributaria emitió a finales de julio y que ha «alarmado» a los miembros de Fettaf, que lo ven como «un nuevo capítulo de inseguridad jurídica por las dificultades que las nuevas reglas pueden acarrear a los empresarios y profesionales en el desempeño de su actividad económica».

Según dicho escrito, el porcentaje de la desgravación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del coche de empresa deberá ajustarse al tiempo real que este se utilice para actividad económica. Dicho tiempo se medirá a partir de la jornada laboral prevista según el convenio colectivo. Así las cosas, lo que esté fuera de ese horario no será deducible por lo que deberá imputarse al empleado como retribución en especie.

En este sentido, los asesores fiscales indicaron que, si se toman de referencia las 40 horas de trabajo que se reconocen por convenio, el porcentaje deducible que se obtiene es tan solo del 23%, «una cifra muy inferior al 50% del IVA que hasta ahora podía desgravarse por la adquisición de vehículos que se ponen a disposición de los empleados». Para los asesores fiscales, esta cifra debería subir «por lo menos» hasta el 35%.

Quizás también te interese:  Cómo reaccionar ante la pérdida de las llaves del coche

«Si contamos que de las 168 horas que tiene una semana, 40 de ellas el coche está dedicado a la actividad económica, pero hay otras 56 horas de descanso semanal, por ejemplo las 8 diarias para dormir, comer o cenar, en las cuales el vehículo está inmovilizado y no pueden contabilizarse a nadie», explicó el presidente de Fettaf, Joan Torres Torres.

Ante esta situación, los asesores fiscales consideran que, para clarificar y dar más seguridad jurídica en la tributación del IRPF y en el IVA de los vehículos de uso mixto cedidos a los empleados, se deberían crear «unos parámetros objetivos» que indiquen el porcentaje deducible, «del mismo modo que ya se hace en otros países como Italia, Francia, Portugal o Alemania».

«Estos parámetros objetivos, aunque pueden ir en contra de los principios económicos y contables, nos darían más seguridad y certeza jurídica. De la misma manera, se podrían establecer distintos indicadores para otros gastos conflictivos, como los del teléfono móvil, viajes, dietas, vestuario, entre otros», añadió el presidente de Fettaf.

Por último, la organización insistió en que, «para evitar errores y brindar certeza y seguridad jurídica a empresarios y profesionales, así como a quienes los representan ante la Administración tributaria y, en última instancia, para reducir la litigiosidad», resulta «esencial» contar con normas y criterios fiscales «claros y estables que fomenten un entorno empresarial estable».