9 de diciembre de 2022

Los fabricantes socavan la lucha climática al prever 712 millones de coches diésel y gasolina vendidos hasta 2040

– Según Greenpeace Alemania

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

La industria del motor profundiza la crisis climática al planear la venta de 712 millones de vehículos diésel y gasolina hasta 2040, lo que supone 397 millones más de los que serían compatibles con el objetivo del Acuerdo de París de que el planeta no se caliente más de 1,5 grados con respecto a la era preindustrial.

Así lo asegura Greenpeace Alemania en el informe ‘La burbuja del motor de combustión’, difundido este jueves coincidiendo con la Cumbre del Clima de Sharm el Sheij (Egipto), conocida como COP27.

Para estar alineados con ese límite de 1,5 grados no deberían venderse más de 315 nuevos vehículos diésel y gasolina en todo el mundo hasta 2040, pero los fabricantes prevén comercializar unos 712 millones, según el informe.

Por ello, los grandes fabricantes se quedan atrás en la transición hacia el coche eléctrico. Ese excedente de 397 millones de vehículos diésel y gasolina equivale a cinco veces el número total de coches y furgonetas que se vendieron el año pasado en todo el mundo.

«Los principales fabricantes, como Toyota, Volkswagen y Hyundai, están transitando hacia los vehículos cero emisiones mucho más despacio de lo que deberían, con peligrosas consecuencias para nuestro planeta», declaró Benjamin Stephan, responsable de Clima en Greenpeace Alemania.

Stephan añadió que «si las regulaciones internacionales continúan elevando su nivel de ambición, los fabricantes se arriesgan a perder buena parte de sus activos y de su cuota de mercado».

La investigación concluye que los fabricantes deben acelerar su transición hacia flotas cero emisiones, bajo la doble amenaza de afrontar enormes pérdidas económicas y una catástrofe climática mundial.

Según el informe, las ventas previstas por las grandes marcas sobrepasarán las cifras compatibles con el objetivo de 1,5 grados, con un exceso de 63 millones de vehículos para Toyota, 43 millones para Volkswagen, 39 millones para Hyundai-Kia y 13 millones para GM, lo que pone en peligro la acción climática mundial que se debate estos días en la COP27.

BATERÍAS

El informe de Greenpeace Alemania llega un día después de que Volkswagen confirmase la instalación de su nueva planta de baterías en Sagunto (Valencia), donde espera fabricar más de 800.000 baterías al año para las fábricas que el grupo tiene en Martorell (Barcelona) y Pamplona.

Según Greenpeace, los planes de electrificación del fabricante alemán resultan «insuficientes» porque los vehículos eléctricos de baterías (BEV) representarán el 52% de las ventas totales en 2030, lejos de la demanda de la ONG de lograr un 100% de ventas eléctricas en 2028.

«Si los grandes fabricantes no se comprometen a acelerar su transición hacia modelos cero emisiones, se arriesgan a perder cuota de mercado frente a las nuevas marcas 100 % eléctricas. Por eso, resulta imprescindible que se protejan los derechos de las personas trabajadoras durante la transición al coche eléctrico, a través de programas de reconversión y aprendizaje» apuntó Adrián Fernández, responsable de movilidad de Greenpeace España.

Fernández destacó que que la transición a coches eléctricos no es suficiente por sí misma y abogó por «dejar atrás el modelo de un coche por persona» apostando por «un transporte público asequible y accesible basado en energías renovables, mejores condiciones para caminar y moverse en bicicleta de forma segura y servicios de vehículos de titularidad compartida para cuando sea imprescindible usar el automóvil».