7 de octubre de 2022

Utilizar el agua como combustible directo, ya es posible

Esa es la propuesta que presenta la startup de Torrellano, Tubenergy – creada en 2013 – que, a través de Talenti-X, mediante un dispositivo desarrollado, permite el uso de agua como combustible limpio y prácticamente inagotable.

Su planteamiento es que, mediante el uso de una bujía dopada con platino, sumado a una electrónica de altas  frecuencias  pulsantes y a la inyección de agua desionizada a alta presión por debajo de un millón de ohmios, se puede convertir el agua en un combustible para los actuales motores prácticamente sin ninguna modificación.

Actualmente, el proyecto está en búsqueda de financiación tras el esfuerzo de un gran equipo de investigadores de distintas disciplinas y startups de la Universidad Miguel Hernández de Elche. El proyecto cuenta con premios como el del Fondo Emprendedores de Repsol, dos medallas de plata de la Feria científica de Kuwait o la Fundación Sacyr.

Su fundador Abel Martínez, ha desarrollado en la actualidad hasta 15 patentes en el campo de las energías renovables y biomateriales. «Es, sin duda la solución más adecuada de cara a la descarbonización del mundo industrial y, sobre todo, del motor» comenta.

Pese a que el uso de hidrógeno como combustible es algo desarrollado para conseguir sustituir con él los combustibles fósiles, conlleva pérdidas y un elevado coste energético en su producción, lo que impediría el objetivo en el mundo industrial de evitar más emisiones.

Esta nueva solución propuesta puede ser la llave real para paliar el ascenso del petróleo y gasolina y la dependencia de los combustibles fósiles, desarrollando sin duda con electrónica industrial, ingeniería en 3D y el desarrollo de energías renovables capaces de ser útiles y, sobre todo, versátiles.