17 de septiembre de 2021

BMW lanza dos nuevos modelos eléctricos

DPA  – Casi diez años después de la aclamada presentación del i3, el fabricante alemán BMW anunció un doble estreno para finales de año. La empresa bávara lanzará el i4 y el iX, dos coches eléctricos cuyo aspecto no podría ser más diferente.

El i4 en versión Gran Coupé juega en la misma liga que las Series 3 y 4, tiene una apariencia muy clásica y está dirigido principalmente a los compradores tradicionales. El iX, por su parte, es un SUV de sofisticado aspecto y con un interior casi futurista que se posiciona en el segmento de lujo más vanguardista.

Aunque los dos modelos eléctricos difieren mucho en cuanto a apariencia y diseño del habitáculo, presentan muchas similitudes en equipamiento y motorización.

Ambos montan una innovadora cabina con pantallas OLED curvas y un sistema de entretenimiento a bordo basado en la tecnología 5G.

Además, los dos modelos cuentan con la quinta generación de motores y baterías, de los que BMW afirma que tienen una mayor densidad energética, más eficiencia y menos espacio de instalación.

Según la empresa, la versión eléctrica del Serie 4 estará disponible inicialmente como i4 40 con 250 kW/340 CV y 630 Nm. El vehículo acelera de 0 a 100 km/h en menos de seis segundos, alcanza una velocidad máxima de 190 km/h y tiene una autonomía de hasta 590 kilómetros con una batería de unos 80 kWh.

Alternativamente, el i4 será el primer modelo eléctrico de la división M de deporte motor de BMW, que comercializará el cuatro puertas como i4 M50 con 400 kW/544 CV. Los bávaros sitúan el par máximo de esta variante en 795 Nm. El tiempo de aceleración se reduce a unos cuatro segundos, la velocidad máxima aumenta a 225 km/h y la autonomía es de 510 kilómetros.

El SUV eléctrico de lujo se ofrecerá también en dos variantes. Por un lado, habrá un iX 40 con 240 KW/326 CV y 630 Nm, que acelera de 0 a 100 km/h en 6,1 segundos, alcanza los 200 km/h y presume de una autonomía WLTP de 425 kilómetros con una batería de 71 kWh.

La variante iX 50 saldrá a la venta con 385 kW/523 CV, 765 Nm, 4,6 segundos, también 200 km/h, 105 kWh y 630 kilómetros en la ficha técnica.

Posteriormente se lanzará la versión superior M60, tuneada de fábrica, que entregará 440 kW/600 CV. Según el modelo y la motorización, los vehículos equiparán baterías de hasta 210 kW que permiten un 80 de la carga total en menos de 40 minutos. En circunstancias ideales, una carga rápida de diez minutos garantiza una autonomía de hasta 164 kilómetros.

Según Oliver Zipse, director ejecutivo del Grupo BMW, los dos nuevos modelos marcan un hito importante para la empresa en su camino hacia la consecución de una cuota de ventas de al menos 50 por ciento de modelos eléctricos a finales de la década.

Sin embargo, los bávaros no limitarán sus esfuerzos a los modelos existentes, como el i3 o el iX3, y a los dos recién llegados, sino que ya tienen previsto desarrollar otras variantes eléctricas: recientemente, la empresa ha confirmado el lanzamiento de un Serie 7 con esta propulsión alternativa.