27 de octubre de 2021

¿Cada cuánto cambiar el líquido de frenos en el coche?

DPA – El funcionamiento del sistema de frenos de un coche es vital. Sin embargo, para ello no basta con que todos los componentes mecánicos, como los discos o las pastillas, funcionen y se sustituyan regularmente. También el líquido de frenos debe cambiarse según las instrucciones del fabricante.

La recomendación general es cambiar el líquido de frenos cada dos años, informa el proveedor alemán de servicios técnicos Tüv Süd. Además, se aconseja mantener limpio el sistema y, en caso de duda, someter el vehículo a un control general, especialmente del sistema de frenos, antes de emprender un viaje prolongado.

También se recomienda verificar regularmente el nivel de llenado del depósito del líquido de frenos en el compartimento del motor, por ejemplo, durante la revisión de rutina del aceite del motor y del refrigerante. «Se trata básicamente de un sistema cerrado», explica Vincenzo Lucà, de Tüv Süd. «Si el nivel está por debajo de la marca mínima, es un indicio de que algo funciona mal».

Entre los intervalos de mantenimiento también pueden producirse pérdidas de líquido ocasionadas por daños o conductos porosos. En ese caso, se deberían aclarar las causas en un taller lo antes posible, aconseja Lucà. Esto se aplica a cualquier anomalía en el sistema de frenos.

Es importante respetar los intervalos de sustitución del líquido y tomar medidas si surgen problemas. El líquido de frenos es higroscópico, es decir, tiene la capacidad de absorber la humedad contenida en el aire. Esto hace que, con el tiempo, pierda la resistencia al calor.

Según Tüv Süd, durante un uso intensivo de los frenos, por ejemplo, en descensos con altas temperaturas de frenado, pueden formarse en el líquido burbujas de aire. Debido a un efecto de compresión, estas pueden reducir, en el peor de los casos, el efecto de frenado a cero.