25 de junio de 2022

Cuatro sillitas infantiles para coche suspenden un examen europeo de seguridad

MADRID, 17 (SERVIMEDIA)

Cuatro sistemas de retención infantil para vehículos han suspendido el nivel mínimo de calidad en un estudio europeo realizado por un consorcio de clubes automovilísticos y organizaciones de consumidores.

Ese estudio se basó en ensayos y mide cuatro parámetros fundamentales en sillas homologadas para su venta (seguridad, facilidad de uso, ergonomía y sustancias perjudiciales), según informó este martes el RACE (Real Automóvil Club de España), que participó en el estudio.

Respecto a la seguridad, una buena silla infantil protege al niño incluso en accidentes simulados en el test europeo (que son más graves que los previstos al establecer los requisitos legales).

Sobre la facilidad de uso, diversos estudios han demostrado que a menudo se producen errores en el uso de los sistemas de retención infantil. Las buenas sillas infantiles son sencillas de utilizar e intuitivas, lo que reduce el riesgo de errores en su utilización.

En relación a la ergonomía, el menor va cómodo y relajado en un buen sistema de retención infantil y ofrece el espacio suficiente tanto a niños altos como a robustos. Y las buenas sillas infantiles cumplen la legislación, las normas y las disposiciones sobre sustancias perjudiciales contenidas en juguetes y materiales textiles.

La primera oleada del informe europeo de 2022 sobre sillas infantiles analiza 32 modelos, de los cuales uno (Cybex Anoris T i-Size) obtuvo una calificación de cinco estrellas, 21 recibieron cuatro estrellas y seis fueron calificados con tres estrellas. Todas las sillitas analizadas superan la normativa de homologación, pero los fabricantes de esos 28 modelos con al menos tres estrellas han considerado estándares más exigentes.

En el aspecto no tan positivo hay que resaltar que cuatro modelos fueron incapaces de superar la nota mínima del test obtuvieron una estrella, dos de ellas por la composición textil de la silla (Lionelo Antoon RWF y Walser Kids Experts Noemi) y otras dos por no superar las pruebas de seguridad (Urban Kanga Uptown Model TV107 y Kinderkraft Comfort Up), debido especialmente a la falta de ajuste con firmeza al asiento del vehículo, lo que no protege al menor de un eventual impacto lateral.