4 de febrero de 2023

El precio medio de los coches usados subió más de un 20% en 2022, hasta casi rozar los 18.000 euros

– Más del 60% de las ventas correspondieron a modelos de más de 10 años

MADRID, 25 (SERVIMEDIA)

El precio de los coches usados en España se encareció un 20,2% durante 2022, alcanzado los 17.990 euros de media, según los datos de Coches.com y Ganvam publicados este miércoles.

No obstante, la subida ha ido moderándose a medida que avanzaba el año, pues desde el anterior barómetro trimestral del pasado octubre, apenas subieron 40 euros. El estudio identifica también que se ha frenado el aumento de precio de los coches con más de 10 años, si bien, porcentualmente su subida es mucho mayor que la media.

Asimismo, el aumento de los precios de coches usados supera al registrado en coches nuevos. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC de vehículos nuevos subió en 2022 un 10,4 %. La subida en los coches de ocasión casi duplica esa cifra.

El estudio atribuye esta circunstancia a la baja oferta de producto nuevo disponible, debido a problemas logísticos y escasez de microchips. Esto provocó retrasos en las entregas y que aumentase la demanda de coches de segunda mano.

PREPANDEMIA

Si se comparan los precios respecto a los que se daban en 2019, antes de la pandemia de covid-19, los coches usados se han revalorizado prácticamente un 33 %. Y de nuevo son los vehículos más antiguos los que más se revalorizan.

«Sigue habiendo un gran desajuste en el mercado, que hace que los coches antiguos valgan cada vez más. Algo ilógico, pues son productos que se deprecian con el paso del tiempo», indica el director general de coches.com, Gerardo Cabañas.

Para el futuro, Cabañas indica que «Ya se ha frenado el encarecimiento. De cara a 2023, todo indica que habrá mayor disponibilidad de coches nuevos, por lo que debería renacer el mercado de vehículos seminuevos, muy importante en España. Al mismo tiempo la puesta en marcha de Zonas de Bajas Emisiones debería ir arrinconando a los más antiguos y contaminantes».

A su juicio, si hay algo que lastra el rejuvenecimiento del parque móvil español es la caída de ventas de coches nuevos. Además, la falta de stock hizo que de diluyesen las ofertas de coches seminuevos.

Analizando las transacciones registradas, se observa que en 2022 se han vendido un 20 % menos de coches de menos de tres arios que en 2021. Si las comparamos con las que se registraban antes de la pandemia, son un 40 % menos. De 427.508 unidades (un 20 % del mercado total), el pasado ario supusieron 253.903, un 13,4 %. En los coches de km0, con menos de un ario de antigüedad, se vende menos de la mitad que hace tres años.

Según el director general de Ganvam, Fernando Miguélez, «nos encontramos con un mercado de ocasión a la baja en el que la falta de modelos jóvenes por la falta de stock derivada de la crisis de los chips ha marcado la pauta. Empresas y alquiladoras han tenido que retener vehículos en su flota más tiempo del habitual por las tensiones en la cadena de suministro, lo que ha impedido que estas fábricas de veículos de ocasión de calidad funcionen a pleno rendimiento».

Por territorios, son Madrid y Cataluña las comunidades que más han tirado de ventas de coches usados jóvenes, mientras que Andalucía concentró un 20 % de las ventas de vehículo de ocasión de más de 15 años, más de lo que le corresponde por tamaño de (un 17,8 % de la española).