27 de octubre de 2021

España, a la cola de Europa en movilidad eléctrica

Pese a que la conciencia social con respecto al cuidado del planeta ha aumentado enormemente en los últimos años, todavía hay quien no ve la reducción de la contaminación como una auténtica necesidad.

Sin embargo, y ya sea por mera conciencia social o debido a las políticas anticontaminación que se han logrado hacer un hueco en muchas ciudades y países del mundo, lo cierto es que cada vez más personas en el mundo apuestan por los vehículos eléctricos en lugar de por los clásicos automóviles que utilizan combustibles fósiles y emiten gran cantidad de gases tóxicos al ambiente.

Los datos correspondientes al primer semestre de 2019 apuntan a China como el líder mundial en la comercialización de vehículos eléctricos, copando el 56% de la cuota mundial, y aumentando un 111% respecto a las ventas del mismo período del año anterior. Es decir, durante el primer semestre de 2019, se vendieron en el mundo un total de 765.000 unidades de vehículos eléctricos, de las que 430.700 unidades correspondieron a China. Tras el líder se posiciona Estados Unidos, con 116.200 unidades vendidas.

Sin embargo, y tal y como comentan desde EcoBlvrd, especialistas en proporcionar soluciones para la carga de vehículos eléctricos, “mientras que China y Estados Unidos avanzan rápidamente hacia la movilidad sostenible, Europa camina lentamente. Sin embargo, cabe destacar que Países Bajos experimentó durante el período comentado el mayor crecimiento mundial, con un aumento respecto al mismo período del año anterior del 118%, lo que supone un total de 17.800 unidades vendidas”.

“En España, las matriculaciones de vehículos eléctricos representaron solo el 0,8%, es decir, 6.400 unidades, una cifra que está bastante alejada de las 33.000 unidades del mercado alemán. No obstante, en países como Croacia, Eslovaquia, Grecia o la República Checa, las matriculaciones no representaron ni el 0,2%”.

Y es que, son muchos los españoles que tienen dudas con respecto a los vehículos eléctricos y entre las más comunes se encuentran las relacionadas con la autonomía y el procedimiento y lugares de carga. Quizás sea este uno de los motivos por los que España se encuentra cerca de la cola en el ranking europeo de la movilidad eléctrica.

Y pese a que las cifras europeas se hallan todavía muy lejos de las de los líderes de la movilidad eléctrica, lo cierto es que los datos son positivos.