27 de octubre de 2021

Filomena pone de manifiesto la inexperiencia de los conductores españoles en vías con nieve y/o hielo

Esta mañana, según los datos publicados por el Ministerio del Interior, había 439 vías afectadas por el hielo y la nieve, siendo 26 de ellas de la red principal. Concretamente, la CM43 a la altura de Illescas (Toledo) se encuentra cortada, mientras que el uso de cadenas es obligatorio en la CM41 a la altura de Cedillo del Condado, también en Toledo.

Si hablamos de la red secundaria la cosa se complica, pues, 49 vías se encuentran cortadas mientras que en 62 es necesario el uso de cadenas. Encabezan el ranking de provincias más afectadas Toledo, Castellón de la Plana y Asturias, a las que siguen de cerca Huesca, Cuenca y Valencia.

El 2021 ha empezado de manera insólita, tal es así que en ciudades como Madrid no se producía una situación similar desde 1971, sin duda, algo que muchos guardarán para el recuerdo. Pero la nieve no ha venido sola, sino que traía de la mano una ola de frío que ha hecho que en muchos lugares se desplomen los termómetros hasta temperaturas muy por debajo de los cero grados, provocando que la nieve se convierta en hielo y haciendo de las vías auténticas pistas de patinaje que han hecho que incontables personas hayan tenido que hacer una visita al traumatólogo.

No es habitual en gran parte de la geografía nacional que nieve como lo ha hecho, por lo que las personas se enfrentan a situaciones para ellos totalmente desconocidas. Y es que, ¿cuántas de las personas afectadas han conducido, al menos, alguna vez con nieve y placas de hielo? La respuesta es sencilla, pocas o muy pocas. Por eso, y en vista de que siguen siendo muchos los vehículos que continúan en las calles atrapados por la nieve, queremos dar una serie de consejos para los valientes que deseen liberarlos. Allá van:

  1. Eliminar la nieve que existe en la carrocería y lunas del vehículo, así como la que hay alrededor del mismo.
  2. Cuando sea imposible eliminar toda la nieve o hielo y, para evitar que el vehículo patine al iniciar la marcha, se aconseja montar las cadenas, utilizar las conocidas como cadenas líquidas o deshinchar un poco los neumáticos para aumentar el agarre.
  3. Tras varios días sepultado en la nieve y con las heladoras temperaturas sufridas es posible que el vehículo no arranque a la primera, por lo que se aconseja tener un poco de paciencia para no ahogar el motor. Si la batería se ha descargado no queda otra que intentar recargarla, para lo que se necesitará o bien otro vehículo y las correspondientes pinzas, o una batería portátil de arranque.

En cualquier caso, conviene prestar especial atención al estado de las vías por las que se pretende transitar y, ante la inexperiencia, lo mejor es siempre no utilizar el vehículo.