9 de diciembre de 2022

Qué hacer cuando no pasas la ITV

Por norma general todo lo que se lee sobre la ITV es la necesidad de tener que hacer una revisión previa que garantice que, los puntos que examinarán los técnicos e ingenieros de la estación de control, se pasen sin problema.

Frenos, luces, escape o dirección son solo algunas de las variables que se ponen a prueba, pero no las únicas.

Tres son las situaciones tras pasar el control: aprobado, aprobado con defectos leves que hay que subsanar o, directamente, no aprobada por defectos graves.

Pero, ¿qué pasa cuando no se aprueba?

Para no pasar la ITV se tienen que dar ciertas circunstancias: una luz fundida puede hacer que al usuario le toque volver.

En principio, no debería cundir el pánico. Pase lo que pase hay dos meses en los que se puede volver a intentar pasarla sin tener que desembolsar un euro más. Basta echar un vistazo a los horarios itv madrid para ver que, aunque en un primer intento no se haya conseguido la pegatina para poder circular sin problema, no hay que entrar en pánico.

Los defectos graves que pueden encontrar y que hacen que haya que pasar por taller para poder intentar conseguir el aval para circular pueden ser muy diversas: desde cualquier luz en el cuadro que indique que algo no funciona bien (tipo airbag), pasando por las holguras de rótulas, ruedas en mal estado, frenos desequilibrados, defectos en el estado de los dispositivos luminosos, problemas en la chapa como aristas cortantes, pérdidas de líquido (combustible, aceite…) y, la emisión de contaminantes por el tubo de escape que no cumplan con la normativa.

¿Por qué es importante asegurarse de pasarla en el plazo establecido?

Aunque para muchos sea un engorro, es necesario pasar la itv dentro del plazo de los vehículos.

Cada cuatro años, cada dos o ya anualmente, es una cita que no solo asegura el buen funcionamiento del parque de automóviles que circula por las carreteras sino que puede implicar, de no llevarla al día, multas nada baratas que, incluso podrían implicar pasados los diez días el precintado del vehículo.

En caso de itv desfavorable, existe un plazo para solucionarlo en el taller y volver al examen para conseguir la pegatina, elemento que hay que pegar en el cristal (también descartando las de años anteriores) para evitar sanciones posteriores.